» » Cómo una mayúscula puede fastidiarte una campaña de promoción

Cómo una mayúscula puede fastidiarte una campaña de promoción

Mañana comienza un curso online que imparto –pero esto no es lo importante-. La parte relevante en este asunto ha sido el enlace de la promoción de este curso. Este detalleni se me pasó por la cabeza– puede llevar a la ruina una campaña de comunicación.

Tragedia en una campaña de promoción

En esta campaña de promoción del curso online, se preparó una página específica con toda la información del curso para facilitar su difusión y venta. Hasta aquí todo perfecto ya que está es una práctica habitual –desde mi punto de vista obligatoria-.

Esta página no tiene un dominio propio (www.micursoonlinemolon.com) especifico. Está contenida dentro de un dominio general y necesitaba acortar la URL para su difusión en redes sociales y cartelería.

Este enlace acortado que genere con BIt.lyya que te permite personalizar el enlace– fue http://bit.ly/Mastiempo.

curso de gestión y optimización del tiempo y actividades

Como habrá descubierto el lector, al ver este enlace, hay una letra mayúscula en la URL y por el título de este artículo ya ha descubierto cual es el problema. Qué pasa si vais a http://bit.ly/mastiempo.

 

¡¡¡ TACHAN !!!

Mas tiempo - Eyaculación Precoz

Acabáis en una página de eyaculación precoz, creo que no es necesario comentar cuales son las consecuencias de esta visita. A parte de ayudar a nuestro amigo “Fernando Vásquez” a promocionar su página con el esfuerzo que requiere que el usuario haga clic en tu enlace-.

 

Algunos pensarán que está bien diferenciada la mayúscula y la minúscula, pero es muy fácil que en algún momento en el que compartáis el enlace olvidéis la mayúscula. –vale, fijándote bien, no tendrás ese problema-. El problema vendrá cuando alguien quiera ayudarte a difundir la información y no se dé cuenta del sutil detalle. Por consiguiente, acabará llegando a la página anterior.

soluciones

Cosas a considerar para evitar estas cosas:

  • Buscar un dominio corto en vez de usar un acortador. Esto lleva un coste, pero es recomendable según que campaña de promoción. Por ejemplo, utilizo www.tallerh2.com para un curso similar.
  • Intentar buscar siempre un nombre corto en minúscula en el acortador.
  • Si la URL está ocupada en Bit.ly, buscar otras alternativas con acortadores también personalizados. Por ejemplo: tiny.cc o TinyArrows.com.
  • Utilizar tu propio acortador con tu dominio corto. Por ejemplo, he rescatado mi dominio xel.so para evitar esto en un futuro.

Conclusiones:

Quitando hierro al asunto no deja de ser anecdótico. Pero esto no es permisible para un cliente por lo que hay que cuidar bastante este tipo de detalles para no tirar el resto de trabajo por la borda. Por una insignificante mayúscula, que en este caso es muy significante.

 

¿Tú cómo lo solucionarías?
¿Te ha pasado esto alguna vez?

 

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo en redes sociales.

 

Siguiendo Jacob Rodriguez Torres:

Ingeniero Técnico Informático de Sistemas y Técnico de Telecomunicaciones.

Desarrollo y asesoro proyectos en Internet. Principalmente sobre la gestión de tecnologías de la información.Enfocado en: gestión del conocimiento, formación a distancia, herramientas colaborativas, teletrabajo y calidad TI (Norma ISO 20000 e ITIL).Trabajo a diario con proyectos web, definiendo estrategias de contenido e implementando soluciones web adaptadas a las necesidades del cliente. También establezco métricas de conversión y seguimiento mediante analítica web.

Dejar un comentario